25 de julio de 2011

Hoy, Roma...

Bueno, antes que nada quiero decirles que mi redacción no es la mejor de todas. No viaje tanto por el mundo, pero la idea del blog es mostrar un poco lo que hago y ayudarlos en el futuro, si alguno llega a hacer lo mismo y compartir un poco mis aventuras, por asi decirlo.
Mi primera entrada va a ser dedicada a Roma, una de las capitales mas visitadas del mundo, y esto se puede ver apenas llegas al aeropuerto. Primero que es grandisimo. Hay "trencitos" internos que te llevan de una punta a la otra. Y segundo, la cantidad de idiomas diferentes que se escuchan mientras esperas las valijas...

En fin, paso a comentarles un poco. Roma es una ciudad bellisima para pasarse varios días, pero si venis con un poco de tiempo ya que vas a visitar varias ciudades hay ciertas cosas que no te podés perder.
Una de las facilidades de Roma es el transporte público. Trenes y colectivos, todo muy bien señalizado. El Metropolitano cuesta un euro y podes usarlo por 75 minutos. Como el subte en Argentina, subiendo y bajando en la distintas paradas. Sino tenés el boleto diario que cuesta 4 euros. Hay un bus turístico muy bueno. Sale 18 euros y dura 2 días. Te lleva por los monumentos mas importantes que debe uno recorrer, pero si no son vagos, y tienen fuerzas pueden recorrer la ciudad a pie. No es muy grande y tiene muchísimas callecitas donde te podes perder tranquilamente y disfrutar del paisaje y los negocios, comercios, restaurantes típicos del lugar.
Nosotros decidimos comenzar en Termini (La terminal de Roma, a donde van a parar todo' lo' bicho' que van sobre las vías). De ahí tomamos el bus turístico y realizamos la primer parada en el Coliseo.



La entrada al Coliseo cuesta 12 euros y la fila para entrar (Sobre todo en verano) es larguísima. Pero sinceramente vale la pena. Pagando 5 euros mas, no haces cola y entras con un guía.






(Yo tirando rostro en el Coliseo)

Luego de ahí, caminando unos pocos metros, frente al Coliseo se encuentra el Foro Romano, que es la vieja ciudad de Roma, la antigua, donde pasaba todo lo que veíamos en las peliculas o series como Gladiador o Roma (Eso sí, no esperen encontrar todo perfecto).

Si se sigue caminando por esa calle, se llega a Piazza Venezia donde encontramos el monumento a Víctor Manuel II (Si no saben quien es googleenlo).



De acá se puede tomar el Bus turístico nuevamente y seguir el recorrido que hace hasta la Iglesia San Pedro, pero hay cosas en el camino que estarían perdiéndose.
Asi que no nos subimos un carajo al bus, y seguimos caminando, cagados de calor, con una botella de agua vacía y buscando una fuente donde rellenarla (Aca en Italia por lo menos, hay varios lugares con agua potable para rellenar o refrescarse).

Uno de los monumentos que me olvidé nombrar que yo no fui es "La Boca della Veritá" donde cuenta la leyenda que uno tiene que meter la mano y decir algo: Si es mentira, te morfa la mano. Así que guarda con las pelotudeses que van a decir, no vayan a hacerse los piolas con la novia y después se vuelven a Argentina, o a donde carajo vayan, mancos. (?)

Siguiendo con el recorrido (Que seguramente con mi forma de contarlo les parecerá aburrido, pero les aseguro que vale la pena cada paso), nos dirigimos hacia la famosa Fontana di Trevi. No voy a explicar como se llega, cuando están aca preguntan, de alguna manera se van a hacer entender, y sino no viajen. De todos modos lo mejor es seguir al malón de gente. A algun lado van a ir... (?)
Yo no sé si es la época del año, pero por dios que quilombo que era sacarse una foto en esta fuente de mierda.

Para que vean que no miento















Pero bueno, para que vean la fuente (Aunque si la buscan en google les sale miles de imágenes) aca les muestro






Después de horas de caminar bajo el rayo del sol ustedes se estarán preguntando: ¿No come esta gente?. Y si no se lo estaban preguntando, deberían haberlo hecho. La respuesta es sí, comemos, algo, una galletita quizás. No, mentira, se puede comer en muchos lugares, es cuestión de buscar bien, tenés los restaurantes caros, pero también muchos tipicos donde podes comer por 10 euros o menos y muy bien. Lo mismo los souvenirs para llevar, podes encontrar imanes o llaveros por 1 euro, y cosas mas lindas como un casquito de gladiador que me compre yo por 15 euros. Aunque siempre pueden ragatear (Bien argento). Sobre todo a los vendedores de la calle, te lo terminan dejando a la mitad.
Después de la Fontana di Trevi, pueden encarar para muchos lados. Tienen muchísimas plazas con monumentos, como la de España o la del Popolo (Pueblo en italiano), muy lindas, llenas de gente y un bardo para sacarse fotos, pero ya que uno está ahí se lo aguanta.

Ahora, siendo mi primer entrada al blog, me parece que me fui un poco al carajo, mañana si tengo ganas subo otra comentando el segundo día en Roma donde fui a ver el Castel Sant'Angelo y la Città del Vaticano con sus museos y la Capilla sixtina.

Ci vediamo presto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario