4 de agosto de 2011

Caprilandia!

Buenas bloggeros y no bloggeros (Sino lectores). Hoy paso a comentarles que después de una larga jornada, estuve en una isla de la puta madre. Valió la pena el viaje largo, pero una cagada haber estado tan poco tiempo. Es como toda Italia, bah, no solo Italia, sino que toda Europa.
Pero vamos por partes, como dice Jack! El día empezó 5.30 AM. En realidad empezó a las 6. Nos quedamos dormidos por mi culpa. Puse el despertador a las 5.30, pero a LAS DE ARGENTINA! Me sonó 10.30 de acá cuando yo ya estaba casi llegando al lugar. Que boludo pensarán ustedes. Si, yo también lo pienso.

Llegamos a Roma Centro donde nos esperaba el micro para salir, allá fuimos. El destino era Napoles (La ciudad del Diego). Se tendría que llamar Maradona, porque lo aman la verdad.
De toque nos tomamos el barquito para la Isla de Capri y tardamos 45 minutos. Ya cuando estaba llegando no sabía para donde voltear la cabeza. Increible.



Nos tomamos un micro y fuimos a la Piazzeta de Capri, que tiene una vista de la concha de su hermana (Asi, con esas palabras las describió el guía) que por cierto se llamaba Sasha, nos dijeron que era rubia y cuando llegamos al muelle nos encontramos a un tipo, copadísimo jajaja!

La vista desde la plaza de Capri que está lleno de bares y restaurantes. Es para sentarse y quedarse tranquilo, disfrutando el panorama, pero veníamos con el tiempo hasta las bolas. Como dice un tema de Estopa: "Lo que no sobra nunca, siempre es el tiempo"



En la de abajo parece que estoy señalando la nube, pero en realidad estaba cantando una cancion de mi querido San Lorenzo.



Después fuimos a comer a Anacapri (Ana en griego significa "Sobre"). La vista ahi arriba también se iba al carajo. Perdonen que repita tanto esto, pero es la verdad. En cada lugar, era una foto.



Acá haciendole un tributo a los floggers que murieron por causa del facebook y la grata aparición de los wuachiturros:



Después de comer, bajamos rápido de aquella colina para ir a las grutas azules, que es lo mas lindo de Capri y es por lo que va el 70% del turismo del mundo a esta isla. Pero bueno, acá una parte negra del viaje, ya que tomamos el barquito que nos llevaba a las grutas, pero pasas en canoa por un agujero en la isla. Te tenes que agachar y todo. Muy bueno, pero habia tanta gente que esperamos como 30 minutos, hasta que nos dimos cuenta que el barco nuestro salía a las 5 (Faltaban 15 minutos) asi que nos tuvimos que volver al puerto. Una lastima la verdad, pero como siempre digo "Buena vibra gente". Es la excusa perfecta para volver a esta hermosa isla.

Pero voy a finalizar la entrada comentando algo que no tiene mucho que ver con capri, sino con el viaje. En el micro había unos brasileros de los cuales me hice amigo. Un poco de portuñol, un poco de inglés. Algunas palabras en chino y listo, nos entendiamos a la perfección. Muy copados la verdad. Ahora nos vamos a seguir comunicando por facebook. Yo los invité a la Argentina y ellos a Brasil. Y esto es lo lindo de viajar! No siempre centrarse en los lugares a donde uno va, sino abrirse y conocer gente. Ver como viven y piensan, hacer amigos, y visitarlos en el futuro, o que ellos te visiten. Asi que espero que la relación siga con Danilo y Vanessa! Quien sabe! Quizás el año que viene me pego una vuelta por las playas de allá. Ya tengo donde ir a parar jajaja!



Mañana parto para Bolsena a ver a mis primos, y ahi voy a descansar un poco y joder con ellos que vaya uno a saber cuando vuelvo por estos lares. Seguramente mucha birra y futbol, y la panza sigue creciendo como verán. Pero cuando vuelvo arranco natación. Queda acá, de testigo el blog y ustedes lectores.

Nos vemos en algunos díasssss! Ciao!

No hay comentarios:

Publicar un comentario