3 de agosto de 2011

Villa D'Este

Terminado mi giro por las ciudades imperiales he vuelto a Roma. Pero esta vez decidimos hacer algo diferente, pero no por eso menos agradable. Dejamos un poco de lado las ciudades típicas a las que va la gente cuando viene a este país y nos dirigimos hacia un lugar llamado Tivoli, a unos kms de acá.



Nos trajo, por suerte, nuestros parientes de acá de Roma que son unos capos la verdad. Te dan ganas de quedarte para siempre por como te atienden, pero bueno, vamos a lo principal del blog. LLegamos después de 1 hora casi (mucha curva y contra curva en la ruta) y nos dirigimos directo al atractivo principal que tiene la ciudad que es la Villa del este, que fue hecha para un cardenal de aquella época y supuestamente tiene 100 fuentes. No las tiene. No las conté, pero mi memoria fotográfica perfecta me permite confirmar esto. De todos modos hay algunas muy lindas.

Acá les muestro para que vean:











Que fotógrafo que soy. No digan que no. Estaba pensando cuando vuelva (Además de comprarme una camara nueva, probablemente la Nikon D5100) empezar un curso de fotografía, así uno no saca fotos por sacar, y hace cosas buenas. Quizás los paisajes dan para sacar fotos mejores.



Después fuimos y comimos como locos en un restorante de la zona, muy lindo y nos volvimos para Roma. Fue un giorno tranquilo, quizás esta noche voy a jugar al bowling con mi primo, pero no sé porque mañana a las 6 de la mañana arriba que voy a conocer uno de los lugares que considero mas lindos de Italia (Que ya estuve pero no recuerdo) así que espero no decepcionarme y que haga buen tiempo.

Arrivederci amici!

No hay comentarios:

Publicar un comentario