8 de septiembre de 2011

Versalles

Hace mucho que no andaba por el blog (Y eso que es mio) y me di cuenta que no había actualizado lo que me faltaba de Francia. Hoy es el turno de Versalles. Mas precisamente su palacio, o como se dice en frances: el Chateau.
Ese día me levante medianamente temprano, pongale que tipo 9 de la mañana. Me cambié y sali del depto de Fede hacia el subte que estaba enfrente de la casa. La ciudad de Versalles está a unos 20 kms de Paris así que esta vez compré el boleto de 3,20 euros. Hice combinación hasta que llegue a una estación de tren que ahora no recuerdo el nombre. Era la linea C. Llegue y vi que habia un tren parado. Me iba a subir, pero se me ocurrio preguntarle a un tipo si era el tren para Versalles. Menos mal que lo hice, porque sino iba a terminar en Arabia Saudita vendiendo falafel.
Llegué mas o menos en 40 minutos. El tren estaba lleno, y toda la gente iba para el mismo lado, asi que los seguí.
Cuando estaba yendo, me cruzé con una mina que ofrecia las entradas para el Palacio. Al principio no le creí, pero despues vi que habia onda una oficina, y mucha gente paraba, asi que hice lo mismo.
Habia distintas entradas, una para el palacio, y otra para los jardines que estaban divididos en dos partes. Gaste 25 euros para el palacio y la parte principal de los jardines. Por 2 euros mas tenia la otra mitad tambien, pero me iba a re pudrir de caminar seguro (Y fue asi) entonces saque una sola.
Despues de caminar 5 cuadras, llegue al palacio (Donde ya habia estado con Fede 3 dias antes pero habia tanta gente que nos volvimos). Habia cola, pero no era tan larga, y ya tenia las entradas en la mano, asi que me metí y en media hora estaba adentro.
El lugar es una cosa de locos, ya habia estado en otros palacios, como los que hay en Viena, pero este fue el mas grande. Y ademas te permitian sacar fotos :D

Retrato de lo que sería el palacio con los jardines



El palacio lo mando a hacer Luis XIV para pasar el rato con las amantes mas que nada. Y por cada una de las mujeres que iba llevando, le iba agregando un pedazo mas al lugar. Un grande el muchacho este.
Una cosa muy curiosa es que tiene muchisimas habitaciones, totalmente adornadas, pero no hay baños. Las mujeres, por ejemplo, meaban en las pelelas. Y si los sirvientes no llegaban a alcanzarselas, meaban en los rincones. Dicen que se puede llegar a sentir el olor en las habitaciones, pero por el calor, y la cantidad de gente que habia en la sala, uno no lo llega a oler.

La verdad que es un lugar muy grande. Empecé a caminar, sin saber para donde iba, siguiendo al malón de gente.

Llegué a la famosa Sala de los Espejos



Son 73 metros de largo, y aca se celebraban las reuniones pulentas. Como cuando se nos casó la Maria Antonienta (Que despues le cortaron la zabeca) o por ejemplo, la firma del tratado de Versalles que le puso fin a la primer guerra Mundial en 1919, o hace poco que fue la presentación del ultimo disco de los Wuachiturros.

Ahi hay dos puertas que salen a las habitaciones del rey y la reina. Tenian dos habitaciones diferentes porque no daba que se metan los cuernos adelante del otro. Eran educados y se respetaban, por lo que se volteaban a los amantes cada uno en su pieza.

Acá tenemos la del rey



Y despues la de la reina, que tenía dos puertas, una a cada costado. Por la primera entraba el rey, y por la segunda se escapaban los machos de la reina :P Flor de turrita era.



Por ultimo, dentro del palacio hay un cuadro inmenso el cual representa a Napoleón en Notre Dame, donde le "arrebata" por asi decirlo, la corona al Papa, y es él quien corona a la reina.



Una vez terminado el recorrido, tenés lo mas atractivo del lugar. Los jardines!
Es gigante el lugar. Te queres sacar fotos en todos lados. En este momento del recorrido me encontré con 4 argentinas que habian estado hace unos dias en Londres, y ahora seguian el viaje. Asi que me sume a ellas como para poder hablar con alguien mi idioma :P



Los jardines con el palacio de fondo:





Me camine hasta la otra punta, y saque la foto del otro lado :P



El lugar es inmenso, me faltaba el Trianon, pero la verdad es que no tenia mas ganas de caminar. Morfé algo en un bar que estaba ahi, y me colgue caminando por el supuesto laberinto que tenia el lugar



Esto fue todo lo que vi, y cada lugar tiene su magia. Me quedo por ver los castillos de Loira, son una banda, y estan a unos 200 kms de Paris creo. Y el cementerio donde está enterrado mi querido Jim Morrison, pero bueno, como siempre digo: es bueno dejar cosas sin hacer, asi tenes un motivo para volver. Y Fede seguramente me va a abrir las puertas de la casa de nuevo jajaja! Y nos haremos un viajecito por la costa azul, por Nice como dice él.

Saludos gentuza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario