27 de diciembre de 2011

Merry Christmas.

Un poco tarde, pero no puedo fallarle a los fans. Así que me digné a sentarme un toque a escribirles sobre el sábado. Para los que no tienen claras las fechas, el sábado fue Navidad.

La navidad, que en latin se dice Nativitate (“Nacimiento de la vida para ti”) la festejamos en verano allá. Nunca entendí porque tenemos un Papa Noel que se mueve en trineo con un par de renos (De dudosa sexualidad) que lo llevan a repartir regalos a media noche. Tendría que repartirlos en una chata, mas tranquilo, si total no nieva en Buenos Aires…
…y acá tampoco. Me esperaba una navidad con nieve, pero no, me falló. No nevó. Asi que me quede con las ganas. Pero no por eso no fue una Navidad copada.

Empece levantándome a las 7 como todos los días casi, y me fui a mi querido ATG. Salí a las 4 y me estaba esperando Nash, Dai y Sherminator. Nos fuimos al supermercado a comprar las cosas. La idea era cocinar milanesas con pure ¿Lo lograríamos?

Ahí comenzó lo que todos esperábamos, la hecatombe, la debacle total, una seguidilla de hechos bochornosos que involucraban a: Nash, las dai, fede, sherminator, lara, quien les escribe, Donnie, los hermanos Shindelbower, Martin, el enano Preston, los empleados del supermercado, un viejo que estaba comprándose unos doritos.

Fuimos al Safeway después de que Nash (una grosa) me prestara la camioneta para ir a comprar el pan rallado que nos faltaba para las milanesas (FUNDAMENTAL). Despues de un rato de buscar un pelapapas la voz del estadio nos informa que en 20 minutos cerraban (Obvio que iban a cerrar antes, es Navidad). Llego a la cola con mi carrito y la veo a Daiana llorando desconsoladamente en el piso porque no había encontrado el pan rallado. La navidad entera dependía de esas milanesas. Pero el Grinch la iba a salvar, o eso había leído en la tele. Quizás era yo el Grinch. No lo analicé mas de 15 minutos, porque en 20 cerraba. Corrí. Corrí como Gump, como Bolt, como el correcaminos corre al coyote, y encontré el peor pan rallado que se puede poner a una milanesa! Pero no importaba en ese momento. Dejé a los chicos en casa y fui de Nash que estaba haciendo el budín de pan. Le comenté la situación y entró en pánico. Se arrancó casi todos los pelos de la cabeza (?)

Ahí entró Martin en acción. Y acá hago un paréntesis gigante y le voy a dar unas gracias muy grandes a esta pareja. Había que ir a comprar unas birras y mas pan rallado para que no colpase la situación. Martin tiene un Audi TT negro, muy lindo, y me dio las llaves para que vaya a comprar las cosas. Fue mi regalo navideño digamos. Salí con el TT y con Martin de copiloto, compramos las cosas, y a las 9 llegamos a nuestra casa. Pensabamos que iba a ser todo un quilombo. Pero no! Estaban todos muy contentos, charlando en 70 idiomas diferentes, tomando una birra y cocinando las milangas como correspondía.



El regalo de Nash, Martin y Preston:





Fue una navidad distinta. Lejos de la familia que le mando un saludo grande aunque de todos modos ya hablé. Una navidad con amigos, que probablemente se vuelvan como mi familia de USA porque compartimos varios momentos ya, y seguramente compartiremos muchos mas. Conocí gente de varios lugares, muchos de acá, muchos otros viajando como nosotros desde Australia, Sudafrica, Brasil, Peru, Chile, y mas.

Aca foto con mi familia Tahoense:





En la fiesta de unos australianos post cena en casa.



Lo genial era que yo a las 8 entraba al trabajo (Si gente, me están explotando, labure 24 y 25, y también laburo en año nuevo). Pero asi, sin pena ni gloria pasó la noche, nos divertimos, nos reímos bastante, quedaron muchas anécdotas para contar en un futuro, como cuando Daiana intentó romper la piñata que habíamos comprado jajaja! BTW, la piñata estaba vacía.



"La otra vez quise comprar uno y no. Me pidieron documento"

Cuando vuelvo del trabajo me encuentro con este regalo que nos dejo Larita después de arduas horas de trabajo amasando y derritiendo chocolate



Mucho mas para contarles no tengo. Seguimos esperando la nieve, y mientras tanto nos organizamos para el fin de año en el cual supuestamente vamos a comer tacos hechos por la Caló. Estaba contenta al principio, hasta que le dijimos que de ella dependía que no se arruine el New Year y ahí puso cara de preocupación.

Por mi parte, espero que hayan tenido unas excelentes fiestas en donde quiera que la hayan pasado. Quizás es algo comercial, quizás muchos no creen en lo que al 24 respecta (Mi caso), y quizás muchos no le vean el sentido o no tengan los ánimos por tal o cual motivo, pero siempre es una excusa para juntarse con los seres que uno quiere (Bue, este año me toco con estos zatrapas) y pasar un buen momento, sea familia, amigos, o gente de cualquier parte del planeta.

Me retiro deseándoles a todos un buen comienzo de año por si no aparezco por acá hasta dentro de una semana. Se acerca el 2012. This is the year the world ends.

¡Good-bye my friends!

PD: Algunos cadaveres

No hay comentarios:

Publicar un comentario