30 de abril de 2012

Es San Francisco, que no para de llorar... (?)

Una vez mas, nos levantamos temprano con Federico (Casi al mediodia) para continuar con nuestro recorrido por la ciudad. Para este día teníamos pensado ir al barrio chino (Chinatown) y al italiano (Little Italy). El día era una terrible cagada. Una llovizna de esas que te rompen las bolas porque caen en diagonal y te pegan en la nuca. Pero eso no nos iba a detener, estabamos ahi y podíamos enfrentar un tsunami si era necesario. Ese día se nos sumó un brasilero, y David Nalbandian al recorrido. No sabíamos que hacia parando en un hostel sinceramente, pero no lo quisimos presionar con preguntas inoportunas.
En realidad su nombre era Tomas, no me gusta mentirles a ustedes. Era el primo de Nalbandian y le gustaba el fernet y la joda como a todo cordobés. Me hizo destartalar de la risa los 4 dias que estuvimos juntos. Ya tengo una lista larga de cordobeses a los que ir a visitar. Nos juntamos frente al hostel (Donde estaba el subway) y almorzamos como correspondia, pidiendo nuestro queridisimo Chicken & Bacon Ranch Melt ♥ de unos 8 dolares (LO VALE) y salimos bajo la lluvia hacia Chinatown. Estaba a unas 8 cuadras del hostel, asi que en un toque estabamos en la "puerta". Pero antes de comentarles un poco sobre este lugar, les voy a contar lo que me pasó. Entramos a un local de Nike como de 4 pisos. Dando un par de vueltas encontré una campera que me encantó a penas la vi. Es de los Gigantes de SF, el equipo de futbol americano de allá. Pagué 82 dolares y salí contento con la campera puesta. Al pasar por la puerta de un bar, vi una chica con su perro tomandose un feca en la puerta. No sé porque, quizas se penso que mi camara era un cachorrito, la cosa es que el pitbull de la señorita saltó sobre mi y me mordió. Luché alrededor de 2 horas contra esos feroces colmillos hasta que lo pude inmovilizar con una llave inglesa que aprendí durante mi estadía en Afganistan! Contento de haber ganado seguí caminando sin entender porque el perro se reía. Al mirarme la campera tenía un terrible agujero en uno de los bolsillos. Nueva era la campera la puta que lo re pario. La habia comprado hacia media hora. Debo admitir que me deprimió un poco eso para el resto del día, pero no iba a quedar asi. No me la podía agarrar con el perro. Es su naturaleza ser un hijo de puta, asi que me volví al Nike y les dije que como podía ser que me vendan una campera con una mordida de pitbull. Me dieron la razón y me la cambiaron sin problemas :) Volviendo un poco al viaje, estabamos en la puerta de Chinatown:
Sinceramente no fui al barrio chino de Bs.As. pero este no me pareció nada loco. Cuadras y cuadras llena de chinos que no tienen supermercados, pero venden todo tipo de estupideces, como por ejemplo pollos de color negro.
Pero tambien tiene muchos locales con objetos antiguos. Cosas relacionadas con la cultura china. Estatuas, ropa, un ajedrez que me encantó pero que tiene precios impensados la verdad.
Después de llegar a la conclusión de que los chinos son muchos pero tienen poco para ofrecer, nos dirigimos hacia el barrio italiano. En el camino perdimos a Fede en una disquería.
Segun informes de la policia local, se lo vió corriendo en bolas por las calles de San Francisco, con una barba larga, sucia y desprolija, y utilizando discos de vinilo para ocultar sus partes. A la noche cuando lo encontré en el hostel me dijo que se volvió loco al encontrar un casset de Mercedes Sosa en el sótano del lugar. True story. Hay video y todo. En fin, perdimos a Fede pero seguimos con el brazuca y Nalbandian hacia el Pier 39. La lluvia cada vez era mas fuerte, así que una vez que llegamos al puerto, nos metimos en el acuario. Fue la primera y unica vez que usé la tarjeta ISIC de estudiante, y termine pagando 12 dolares en vez de 16. El lugar esta bueno, no es muy grande que digamos, pero la pasé bien. De todos modos, si estan en SF y nos les llueve no vayan, aprovechen para ir a otro lugar. Igual tuvo sus frutos ir al acuario, porque encontré a mi pececito favorito: Nemo.
También me gustó mucho la parte llena de rayas y tiburones, había una banda la verdad.
Después del recorrido por la ciudad acuatica, fuimos hasta el Bubba Gump nuevamente y volvimos a comer camarones. Gastamos algo de 12 13 dolares cada uno con propinas y despues de ahi, con la panzita llena nos caminamos la vida hasta el hostel. Si bien no hicimos mucho por la lluvia, la pasamos genial, y a la noche se armó el bolichongo. Como ya les había contado, a las 21.30 hs nos daban birras gratis, ademas de la mesa de poker, beer pong, y musica. Pasamos un buen rato jugando con gente de Gales, Irlanda, Brasil, Japon, Alemania, España, India y ya no se cuantos paises mas. Aca fue donde conocimos a Axel, nuestro querido argentino que a los 2 años se fue a vivir a Alemania, y desde ese dia que está en Berlin. Me invitó a su casa, asi que espero visitarlo en el 2013 y pasar unos días en ese pais que tanto me llama la atención por su historia.
Algunas fotos:
Bueno, ya mucho mas para contar no tengo, fue un dia un tanto corto en cuanto a visitas turisticas, mas que nada por la lluvia, pero bueno, quizas podemos decir que las ciudades tienen su encanto con distintas temperaturas, que no siempre tenes que ver el lugar con un sol que raja la tierra, que la lluvia, el frio, el viento, la nieve le dan al paisaje una vista distinta. Nadaaaaa, les estoy mintiendo totalmente. Cuando uno viaja a una ciudad siempre pide el mejor clima, los mejores atardeceres, lo mejor de todo. Que nos los chamuyen jajaja!

No hay comentarios:

Publicar un comentario