21 de abril de 2013

Pero que bella vista New York.

8 AM. Suena el despertador de Christian. Apaga eso la puta que te parió, fueron las primeras palabras que salieron de mi boca. Suena mi despertador a la 9 AM. Apaga eso forro, me dice Christian. Conclusión, nos levantamos muy trancas a las 10 y pico, desayunamos vaya uno a saber donde, lo más probable es que haya sido en el subway, ya que vivíamos ahí adentro, y emprendimos un nuevo recorrido por la querida Nueva York. Nuestra misión del día era ir al Madame Tussauds, conocido también como el museo de cera. Creo que el original o el más piola está en Londres, pero como nosotros seguíamos en NY y no salían vuelos a Londres hasta el otro día, no aguantamos y fuimos a este.

Como siempre, le pregunté a la mina del local si tenían algun descuento para estudiantes, y me dijo: "Dos dólares". Asi que la entrada la cual salía 36 dólares, me termino saliendo 36 dólares, por los taxes. Christian sin su tarjeta ISIC terminó pagando 38 con algo. Fue la entrada al museo mas cara teniendo en cuenta que el resto de las entradas para estudiantes son a donación, pero ya estabamos ahí y tanto Criso como yo lo queríamos hacer.

El lugar no es muy grande que digamos, tendrá unos 4 pisos, pero no crean que son pisos como los otros museos. Estos tienen habitaciones mas chicas y mucha menos cantidad de gente. Te muestran un par de videos de como hacen a los bichos estos, y te piden que no toques el pelo ni la cara de los maniquies. Y así, sin mas, te largan en la jungla de cera.

Uno de los primeros personajes que nos encontramos fue a Samuel Jackson que le pregunté si iba a estar en Iron Man 3, pero no me quiso contestar. Si prestan atención, tiene la cabeza como inclinada hacia mi lado, ofreciendome la oreja. Se ve que no escuchaba muy bien que digamos con tanta cera en el oído.




Y como no hay otra cosa mas que maniquies ahi adentro, nos pusimos con Christian a jugar un jueguito. La idea era ver al actor o lo que fuese y adivinar el nombre si leer el cartelito de atrás a ver quien carajo era.
Me sorprendí a mi mismo la cantidad de nombres que sabía. Christian por otra parte es una fanatico de las películas Argentinas, por lo que no conocía a ningun actor del cine americano. Se podría decir que es un antiyankee total, y que está metido con los norkoreanos (?).

Dejando la boludes de lado, una de las cosas interesantes que muestran en las pantallas del museo, es que los mismos protagonistas se acercaron al lugar para posar y que le pongan ese material pegajoso sobre la jeta para hacerles el molde de la cabeza. Hasta la ropa le copian. Algunos maniquies estaban mejor vestidos que yo, lo cual tampoco es mucho mérito.




(Felicitandolo a Denzel por haber hecho John Q)


Después viene toda una parte musical, con cantantes ya muertos hace tiempo, y algunos vivos obviamente. Con el tema de los muertos fue medio jodido, porque tuvieron que desenterrarlos, llevarlos al taller. El cadaver se movía para todos lados y no quería quedarse quieto. Algunos estaban bastante gastados por lo que se complicaba hacer una buena réplica. Pero bueno, es lo que hay... o no Jimi querido?




Después hay todo un piso con personajes famosos de la historia americana y mundial. Tenemos a Ghandi, al hijo de mil puta de Bush, Obama con la negra Michelle, Buffalo Bill, Ernest Hemingway, Salvador Dali, Picasso, el Principe Maximo, Einstein y así seguimos hasta que llegamos al gran come pibes de Pele, que me miro con cara de que tenía ganas el muy trolazo, así que no veía porque no hacerle el favor.




Después pasas por todo un sector dedicado a deportitas como Ali, Tyson, Anthony, Michael Jordan, Babe Ruth y este jugador de Hockey sobre hielo famoso que no me acuerdo el nombre, pero que vi videos en internet y la rompe jugando, o la rompia.

Tras tanta locura de famosos decidimos salir a la calle a respirar un poco de aire libre de fans. Llevabamos casi una semana en NY, y todavía no habíamos cruzado el puente de Brooklyn hacia Brooklyn Heights, otra de las famosas vistes del mundo, que sale en otras tantas peliculas, por lo que decidimos que ese sea nuestro próximo destino.

Nos tomamos el subte y nos fuimos hasta el City Hall o Ayuntamiento, que está muy lindo, y desde ahí (Alrededor de la 5.30 de la tarde), arrancamos a cruzar. El puente no está tan bueno. Lo estaban remodelando en algunos sectores así que las fotos desde ahí arriba no salieron tan buenas. Creo que tardamos una media hora en cruzar el puente, y después tuvimos que dar una re vuelta para llegar a lo que sería una especie de costanera. Hay un buen trozo de pasto para tirarse a tomar mates y pasar una linda tarde hasta el atardecer. Con un trípode me hubiera llevado fotos de la re puta madre, pero como soy un salchicha, me cabió. De todos modos acá les dejo algunas.






Sinceramente la vista era tan genial, y el día acompañaba, por lo que valió la pena quedarse mas de 2 hs viendo el sol caer y las luces de la ciudad prendiéndose. Christian no se si se estaba cagando de frío, pero yo hice que se quedara hasta el final, hasta que no quedó ni una persona en el lugar. Saqué miles de fotos en el viaje, pero las que mas me gustaron fueron en este lugar. Esperé, esperé hasta que se hizo de noche.






La última, cerca de las 20.15 hs.




Para volver no tomamos el puentes, sino que nos tomamos el subte y en 10 minutos habíamos cruzado el río. Nos bajamos en la que creíamos que era Becker Street, pero no, nos bajamos en la otra, y tuvimos que caminar como 15 cuadras en busca de un famoso restaurant llamado Delikatessen. Para esta altura de la noche estabamos muertos de hambre, así que le ofrecí a Criso ir a este resto que había leído en varios foros que estaba bueno.

Tras un rato de caminar llegamos a Delikatessen, que se encuentra 54 Prince St, en Lower Manhattan.
Se venden principalmente sandwiches de Pastrami, pero había un argentino laburando ahí y me dijo que pida Brisket que valía lo mismo y era un poco mas cocida la carne. El chegusan salió 15 dólares, y compramos unas papas grandes, y una coca, y pagamos unos 20/22 dolares cada uno. Fue un poco mas caro que comer en la cancha, pero tampoco es muy elevado que digamos para estar en NYC.


(Ese chegusan que se va a comer.)


El lugar como dije es bastante famoso, y estaba lleno. De todos modos no esperamos casi nada para que nos atiendan, y Criso encontró una mesa vacía que secuestró para nuestro bienestar. Una vez sentado entré a mirar, y en las paredes estaba lleno de fotos con famosos actores, cantantes, etc...
Cuestión que acá se filmó la pelicula "Cuando Harry conoció a Sally", y los dueños para currar un poco mas colgaron un cartel indicándote donde, exactamente la conoció.






Si pasan por el lugar, y tienen la guita, vayan porque la verdad que fue riquísimo. Yo no soy de gastar plata en boludeces, pero haber "tirado" 22 dólares para comer un sanguche, fue genial. Estaba muy rico. Recomiendo 100% ir a este lugar. Tengan en cuenta que New York es una de las ciudades mas cosmopolitas del planeta, por ende, pueden encontrar todo tipo de comidas acá, y esta es una de esas.

Con Christian, y ya con la panza llena, nos tomamos el subte una vez más, esta vez camino al hostel, para bañarnos y dormir. Nuestros pieces nos estaban pidiendo un descanso.

Espero que les haya gustado, y si fue así, compartanlo mucachos!

Saludos.

5 comentarios:

  1. Soy fan de tu blog.
    Ze mane

    ResponderEliminar
  2. Te voy a comentar unas solas cosas..
    primero, con tanto USA, me diste ganas de ir, espero que me de el bolsillo!
    segundo, me diste ganas de escribir sobre Canadá, espero que me den las ganas.
    tercero, escribiste "norkoreanos" en un blog donde tenes fotos sobre Estados Unidos... listo, ahora tus visitas van a aumentar, vas a tener al FBI, la CIA, la DEA, tres agentes de tránsito y 2 jugadores de basquet universitario relojeando la página para controlar tus acciones.

    ResponderEliminar
  3. Escribi sobre CAnada por favor, que me encantaría saber para ir después.
    Con respecto a los koreanitos, vos sabes que yo jodo mucho, pero un dia me van a caer posta. Estos tipos no se toman nada para la chacota!

    ResponderEliminar
  4. El restaurante se llama Katz

    ResponderEliminar
  5. jajaja si, recien presté atención y puse solo Delikatessem, me comí el KATZ.

    ResponderEliminar