3 de abril de 2013

Un poco de cultura por fava'!

¿Como anda mi estimado publico? Les escribo desde Washington DC con lágrimas en los ojos, debido a los recientes acontecimientos en donde Korea del Norte aprobó bombardear con sus armas nucleares de última tecnología la White House con Obama y Michelle adentro.
Fue un placer haber escrito estos casi 2 años para ustedes, y si la ven a mi mujer, diganle: "Hola".

Pero ahora retrocedemos nuevamente hacia nuestros días felices en Nueva York. Nos habíamos levantado el segundo día listos y sedientos de la gran manzana. Como el hostel no nos daba desayuno (Y no, pagamos 25 dólares la noche) nos fuimos junto con Criso, Gota y Anto hacia la parada del bondi. Por si no les dije en la entrada anterior, si están parando en las afueras de Manhattan (O incluso si están en la isla) les conviene sacar la MetroCard que sale 30 dolares y por una semana podes usar infinidad de veces los bondis, subtes, jets privados, barcos, helicopteros, casamientos, cumpleaños, bar mitzvah.

En destino, los pibes se fueron para el Starbucks, pero como a mi no me gusta ese lugar, decidí seguir caminando con Anto, hasta que nos topamos con el barsucho de Lenny's y por 7 dólares nos tomamos una pepsi y nos mandamos este desayuno.




Panza llena, corazón contento, billetera vacía, nos fuimos a buscar a estos dos giles que se habían quedado robandole el wifi al Starbucks. Con las tropas ya reagrupadas, emprendimos camino hacia el museo de Ciencias Naturales, que en realidad se llamaba de Historia Natural, pero como son dos nombres completamente distintos, se lo pregunté a una mina que estaba ahí en el barrio. Ella me dijo que eran lo mismo, pero noté una duda en su voz al momento de responderme, así que 50 metros mas adelante paré a otro tipo, que me dijo lo mismo. No estando del todo seguro (Los pibes ya me querian mandar a cagar) se lo pregunté a la mina del museo. Me dijo que eran lo mismo. No le creí. Pero ya estabamos ahí, así que no quedaba otra que entrar y ver con que nos encontrábamos.


(Si, estaba re bien vestido)

La entrada es a donación, como en varios museos de NY. Ellos te ponen una entrada sugeridad a pagar, que era algo como 12 o 19 dólares, pero vos podés poner un dolar si querés. Nosotros no queríamos ser tan ratas, así que pusimos 1 dólar con 7 centavos. Pusimos 5 cada uno en realidad y nos regalaron una piñata que decía: "Museo de Cs. Naturales = Museo de Historia natural", como para que no me queden dudas.

El museo es gigante y tiene de todo. Estuve ahí adentro 4 hs y fue un baño de información terrible. Son 4 pisos que te atrofian gran parte del cerebro por la cantidad de información que te entra. Porque la onda, por mas que suene nerd, es ir leyendo lo que vas viendo. No les digo todo, porque yo no leí ni un 30% y tardé 4 hs, pero sí un par de oraciones. Lo más probable es que cuando salgan de ahí no se acuerden de una goma, pero en el momento te sentís re culto.

En la planta baja tienen una introducción muy copada de lo que es el tema espacio, y había una balanza, que la queríamos usar para pesar las valijas y ver si nos pasabamos del peso permitido por la aerolínea, pero había algo que no funcaba.


(Your weight on a Neutron Star)


Cla, nos iban a romper el culo con las tarifas si pesabamos las valijas ahí. Después en el primer piso empieza toda una sección de la Tierra bastante copada, en donde comencé a dar clases sobre los cambios climáticos y toda la bola, hasta que vino un hombre del museo y me sacó.




Después viene la parte de animales, que no sabemos si son de verdad (Espero que no) o como carajo los hicieron, pero nunca vi nada mas real en mi vida. Todos animales que habitan en los parques de USA, Canada y Alaska. Esta fue la parte del museo que más me gustó sinceramente. Me hubiera gustado quedarme leyendo  porque se estaban peleandos estos dos alces de Alaska, pero no nos daba el tiempo para hacer y leer todo.




Si ustedes están en NY viviendo, les recomendaría irse cada domingo y recorrerse una parte del museo bien tranquilos. Pero como eso nunca va a pasar, les recomiendo que se salteen todos los pisos, se tomen el ascensor, y se vayan directamente a la última ala del edificio en donde se encuentran todos los fósiles de dinosaurios. Era la parte que más quería ver, aunque me lleve una decepción ya que a diferencia de con el museo de Cs. de San Francisco, este no tenía ni Tiranosaurio Rex, ni Velociraptors, pero de todos modos tenía una banda de esqueletos y la mayoría de ellos completos. Lo que sí tenían era un Triceraptors, como el que tenía Billy, el Power Ranger azul =).




Para esta altura del partido, ya los pibes me habían abandonado. En realidad los mandé yo en busca de Pablo, que ya había visto el museo, y nos iba a estar esperando en la tapuer para ir al Central Park.

Pero eso, se los dejo para otro momento manga de topus!

Saludos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario