10 de mayo de 2013

Despedidas, valijas rotas ¡QUE PERIPLO!

Ultima mañana con compañía. La noche con el fantasma de la opera había terminado mal. El tipo se creyó que era un fantasma posta, y dispuesto a recuperar a su amada, se sacrificó tirandose desde el techo del teatro. Como era lógico, cancelaron el resto de las funciones para esa semana, hasta que consigan a un fantasma nuevo.

Corrían las 8.30 Am del 2 de Abril.Criso ese día salía del JFK para volver a la querida Argentina, pero yo deje el hostel antes, porque salía hacia Washington DC desde Penn Station. Un poco jugado con los tiempos, y con la valija medio rota me despedí de Christian. Previo a seguir con la historia de mi día, quiero comentar algo. Yo considero que hay que darle importancia a cada persona que se cruza en nuestra vida y comparte algo con nosotros. Si se ponen a pensar, algunas vidas son mas cortas que otras, pero a veces no importan los años, sino las cosas que hiciste y con quien. Los años, días, horas, minutos, segundos son sagrados. Nadie nos va a devolver el tiempo pasado. Es por eso que cada segundo compartido con una persona marca algo en nuestras vidas. A Christian lo conocí recien en el aeropuerto, el día que viajamos juntos para USA. Compartimos pieza hasta ese 2 de Abril que se fue, y puedo decir que ese dia se fue un amigo. Ya no era un simple compañero de casa, o roomate como quien dice. Era un amigo. En pocos meses pasamos banda de cosas, vimos miles de veces el mismo vide de Yayo, y nos reíamos igual de fuerte! ¿A que llego con todo esto? Para los proximos viajeros, aquellos que se animan a salir de su zona de comfort, no tengan miedo de no hacerlo con sus amigos de la infancia. No piensen en el tiempo que se perdieron al no estar con sus amigos de vacaciones, sino piensen en los amigos nuevos que hicieron, y los momentos que compartieron con cada fucking persona que se cruza en su vida. Todos les enseñan algo.
Que no se corte Criso! Jajaja.




Dejando los sentimentalismos de lado, estreché manos con Cristian y salí por la puerta del hostel para no volver jamás! Crucé la calle y agarré el bondi llegando justo (Dí gracias de no haber hecho una larga despedida). Me tomé el subte y con 10 minutos de anticipación llegué a la parada. El bondi me había salido 45 dolares mas o menos http://www.gotobus.com/new-york-to-washington-bus/, aunque también pueden ir en tren. Tarda casi lo mismo, pero el tren es mas comodo y tiene Wi fi.

Llegué a Washington DC a las 3 de la tarde, me bajé y le mandé un texto a Willy, el amigo de mi viejo que vivía en la city y quien me iba a hospedar. El willy me había dado indicaciones de como llegar a la casa, pero justo se dio que él estaba por la zona en una convención del laburo.

Esto del positivismo me estaba llevando a buen puerto, pero no siempre podemos vencer! El celular perdió señal, y el Willy dejo de recibir mis mensajes, por lo que caminé con una valija rota, la mochila y la notebook hasta una biblioteca de Washington y me senté a esperar. Tras media hora sin recibir señales de vida, volví al centro (Una 6 cuadras) y me metí en el subte.

El sistema que usan en Washington es distinto a NY. Acá pagas por el destino a donde vas. Mi destino era Tanley Town, y me salió 2,80 USD creo. Me ayudó un policia a sacar el ticket porque no entendía como funcionaba la máquina, ni de donde salía el precio. Obviamente, el sistema está todo controlado, una vez que pasas el ticket cuando entrás, te descuenta una parte, y cuando estas por salir del subte, en destino, pasas nuevamente el ticket para que se te termine de descontar y puedas salir. Asi que no pierdan el ticket si viajan en subte en Washington. Ah, en el subte que viaje yo, era la linea roja, la mas vieja de todas, pero sinceramente me sorprendió lo lujoso que era el bicho este.

Me baje en Tanley Town, y como me había informado el Willy, me tomé el bondi de la universidad (El cual es gratis). Me fui con todos los universitarios a dar un paseo por la facultad, y me baje en la calle New mexico, la cual desembocaba tras 5 cuadras en la casa del Willy. Un barrio muy pintoresco la verdad.

Willy y su mujer Sofi no estaban, pero me encontré con otros dos personajes ese día: sus hijos! Lucy y Pancho I que me dieron la bienvenida como si fuese de la familia (Jamás me habia visto)




Lucy se fue a poner su remera de Argentina, que decía "Carlitos". Unos grosos estos pendejos. Lo unico que les envidio es su capacidad para hablar dos idiomas igual de bien. Pancho todavía es pequeño y te dice: "Come on, a cugar a cugar" "Vamos a jugar" sería la traducción de su Espanglish. Lucy ya la tiene mas clara, porque los sabados va a un colegio argentino. Los extraño a esos pendex!

Me acomodé bien, me pegué un baño, di una vuelta y a la noche el Willy me dio mapas, guias de museos, y demas para que aproveche a full mi primer día en la ciudad.

Pero eso, se los dejo para la proxima entrada. Esa noche estaba agotado y dormi como un bebe como 10 hs. Ojo! A las 8 estaba arriba desayunando y listo para salir, pero como dije, es parte de la proxima entrada.

Saludos pitufos!

2 comentarios:

  1. Si bienn me autoproclamo como el primer lector de tu blog desde tiempos remotos, creo que nunca me tomé el atrevimiento de firmar.

    Fue un gran honor haber compartido este viaje con vos papá, no hubo dia que no me cague de risa, me llevo muchisimos recuerdos y lo que es mas importante, un gran pibe y amigo. Por supuesto que no se cortará y ya se vendrán nuevas aventuras si es que Cristi nos lo permite, asi que preparemonos para dar un golpe de estado en caso de que no sea así!

    Un abrazo grande de parte del presidente del fans club de la corporación juaniporelmundo s.a

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja el presi del club de fans! Que crack!

    ResponderEliminar