22 de mayo de 2013

"That's one small step for man, one giant leap for mandkind."

¿Dónde estabamos? Ah, sí, habíamos dejado el Museo Indoamericano, y nos fuimos para el próximo museo. No sé porque estoy hablando en plural, porque estaba mas solari que el Indio. Así fue que llegué al Museo de Aire y Espacio, tras caminar no mas de 3 minutos.
En este momento del relato, me sale el re contra nerd de adentro, y les comunico que es un museo de la re puta madre y que sería una persona muy feliz si pudiese ir todos los días y leer un rato.
Como en el caso del anterior, el museo es gratis, y al entrar pasas por escaners, detectores de metales y toda la bola. Lo primero que ves al entrar es el Apolo 11, enviado a la Luna con Amstrong, Aldrin Jr, y Collins.

Yo soy de esas personas que sí creen que llegaron a la Luna y la pisaron, pero que lamentablemente no encontraron nada mas que rocas, y por ende nunca mas decidieron volver. Además, y como te va mostrando el museo, fue una "guerra" entre Rusia y USA para ver quien mandaba al primer hombre a la Luna.




Todo este sector se llama "Milestones of Fligth" y tiene la mayoria de los primeros vehículos espaciales y aéreos, como el Spirit St. Louis, que fue el primer avioncito que cruzó el atlántico creo. También el primer avión en romper la barrera del sonido: the Bell X-1.

No sé cuanto estuve adentro, creo que 3 hs. La primer hora y media estuve en una sola parte, la parte del espacio. Tiene secciones muy buenas, con explicaciones para niños, pero que nos sirven a nosotros los boludos grandotes. Hay hasta un cine IMAX con películas muy buenas (pero se necesita tiempo).
También armaron toda una línea cronológica con todos los sucesos espaciales importantes que arrancaron allá por el 1957 cuando los rusos mandaron el Sputnik 1, el primer satelite artificial de la historia.

Una de esas cosas que siempre se me cruzaba por la cabeza era donde cagaban los astronautas, y el museo se ve que me leyó la mente y PAF, me tiró la respuesta adelante de mis ojos.




Saliendo del espacio exterior, y ya de nuevo en el Planeta Tierra, nos clavamos una hamburguesa en el Mc del museo (Otra vez hablando en plural) y nos fuimos para donde empezó todo, con los primeros modelos de aeroplanos. Esta es toda la segunda parte del primer piso, donde hay una habitación gigante nombrada "Como vuelan las cosas" y te explican algunas leyes de la fisica y la gravedad y no se que carajo mas, todo muy didáctico para nenes de jardín.
Me sorprende muchísimo la evolución que tuvo toda la parte aérea a lo largo de los años. Donde pasamos de esto:




A esto:



Uno de los aviones mas rápidos de la historia, sobre todo para su época. Si mal no recuerdo, alcanzó una velocidad de 983 km/h. Dicen que solo fue derrotado en una picada que corrió contra Usain Bolt. Después les rompió el culo a todos.

Para aquellos fanáticos de la aviación, este es su lugar. Si entienden el idioma, y tienen tiempo, es un lugar para pasarse un día entero. Pero como yo no tenía un día entero, salí por la puerta grande, a respirar un poco de aire fresco, y a encarar para mi siguiente destino, que era el Centro de Investigación y Desarrollo Smithsoniano, el que garpa por todo esto.

El Instituto Smithsoniano tiene cerca de 136 millones de bienes en su poder y fue fundado en 1846. En el lugar muestran una foto del principio cuando solo contaba con ese edficio. Hoy en dia tiene 20 museos y 9 centros de investigación. Acá les dejo la web para que chequeen: http://www.si.edu/about/



El instituto no es muy grande que digamos. Tiene 2 museos pegados que son de arte y debido a que no soy un gran fan del arte, y también al corto tiempo con el que contaba, decidí obviarlos. Lo que sí hice fue caminar un poco por el edificio y visitar el jardín que tiene en la parte de atrás. Ahí conocí a unos viejitos muy copados. Los veía tan felices sacandose fotos que por un momento pensé que ellos habían sido participes de la inauguración del instituto.

El jardín es mas grande que el edificio, y no pensé que iba a estar tan florecido para esa época. Si bien era primavera, recien había arrancado.




Atrás mio pueden ver la parte de atrás del Castillo justamente. Como ven, era un día espléndido. La verdad que los 3 días que tuve en Washington estuvieron hermosos. No me puedo quejar. Al salir del instituto, encaré para enfrente, donde estaba el museo de Ciencias Naturales y el Historia Americana. Como ya había entrado al de ciencias de Nueva York, opté por no entrar. Fue uno de los grandes errores que cometí. ¿Por qué? Porque no había entrado al museo de ciencias de San Francisco, el cual tenía un Tiranousario Rex. Cuando entré al de Nueva York lo unico que queria hacer era subir al ultimo piso que era toda la parte de fósiles. No había tiranosaurio Rex. ¿Que fue lo que pasó? El museo de Ciencias de Washington SÍ tenía un T-Rex, y yo no lo vi, y me cago en el rey de la selva y en todos los animales.

Recomendación, aunque creo que ya lo dije, siendo Estados Unidos, y sobre todo Washington/Nueva York ciudad que albergan decenas de museos copados para ver, lo mejor que pueden hacer es entrar al sitio web de cada uno y chequear las cosas que tienen y lo que quieren ver. Hoy en día con el uso de la internet es muy fácil acceder a mapas del edificio. Es más, probablemente en el futuro ya ni haga falta ir al museo, porque vamos a ver todo por camarita (?).

El museo de Historia Americana me encantó, pero saben que? Me pudrí de escribir, así que se los dejo para la próxima entrada.

Saludos desde Namekusein.

No hay comentarios:

Publicar un comentario