8 de septiembre de 2013

Society, you're a crazy breed.

Bueno, hace ya un tiempito que no ando por acá. El no viajar me está poniendo mal, y cada día que pasa, la vida me confirma que la rutinariedad que la gente normal me pide que lleve, no es el camino que quiero llevar. Aunque es más seguro que el mundo me termine obligando a insertarme en su sistema. No hace mucho leí la noticia de que encontraron al hombre mas longevo del mundo. Un aimará boliviano llamado Carmelo Flores que vive en el medio de la montaña. Si bien está viviendo de una forma muy precaria, también está claro que el capitalismo y el marketing de hoy en día nos lleva a "necesitar" cosas que no son necesarias, como los celulares, y tienen que ser los smartphones, porque ya tener un Nokia 1100 es estar fuera de moda. Como así también es necesario contar con una prenda de vestir diferente cada vez que vamos a bailar, o tener un traje/vestido para ver a gente "importante" porque la apariencia lo es todo. Oh wait... ¿Y la belleza interna? Ese cuento no se lo cree ni la persona mas horripilante del planeta.

Me gustaría vivir en un mundo donde estas cosas pasen a un segundo plano. Sinceramente no soy una persona religiosa, pero considero que somos unos suertudos (por no invocar a lo divino) por haber nacido en la Tierra, y me gustaría poder viajar a donde se me cante el culo sin tener la necesidad de llenar un montón de papeles y esperar una respuesta. No sé cuando, pero sé que alguno día voy a mandar todo a la mierda.




Pero mientras por un lado digo todo esto, por el otro lado ya mandé todos los fucking papeles a Estados Unidos, así que ya tengo en proceso todos los documentos para poder tramitar por décima novena vez la Visa J1. No sé para cuando voy a tener todo eso, pero para cuando lo tenga, es probable que les avise, así se quedan tranquilos y pueden dormir.

A falta de viajes y cansado un poco del cemento, y de la fucking society, me fui el finde al campo. Había que ayudar a los viejos con cosas de allá. La lluvia no ayudó mucho para que pueda cortar el pasto, pero algo se pudo hacer. Los peludos y el maldito zorrino no paran de hacer pozos, así que también estuvimos tapandole el hogar a los animales. Sí, lo sé, estoy a favor de los animales, y en contra de los humanos, excepto cuando los animales me rompen las bolas.

Como buen salchicha que soy, me olvidé de llevar la cámara, y el campo para restregarmelo en la cara, me regaló uno de los atardeceres mas lindos que vi en mi vida, con una niebla que se nos venía encima como en la película donde te salían bichos por todas partes, con la diferencia que acá no había ningun bicho, aunque el zorrino del orto ese me siguió llenando de pozos la cancha de fútbol.

Esto fue lo mejor que pude sacar con lo que tenía a mano, y sé que es una pija que no merece ser subida, pero bueno, es lo que hay y se los quería compartir.




Aproveché el finde tranquilo para leer un poco y hacer un poco de ejercicio al aire libre. También dormí un monton, pero eso es algo que hago a menudo.

Y así se me fue el finde. No tengo mucho para contarles. Mi repertorio se va quedando cada vez mas corto, pero les pido que se mantengan firmes conmigo, que con el tiempo les voy a traer muchas aventuras. Y sino, chequeen al costado de esta entrada que tienen la lista de blogs que sigo, y ponganse a leer a los mejores mochileros de Argentina, que son mis grandes almas inspiradoras.

Yo sé que es dificil, pero se puede dejar todo y viajar, sin preocuparse por pagar el alquiler, los servicios, o porque el celular no nos agarra señal. Aunque si ustedes deciden que es mejor la rutina, después no los quiero escuchar quejarse. De todos modos, les aconsejo cada tanto escaparse de la ciudad a respirar aire puro y disfrutar del verde que tendría que cubrir gran parte del planeta.



4 comentarios:

  1. Buen artículo, pienso de igual manera. Quedate tranquilo que somos varios los que usamos el Nokia básico sin nada de nada. Ah, eso sí: "rutina" sí, "rutinariedad" no existe ;-). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja si, si, ya se que no existe, pero Borges me permite ampliar mi diccionario (?).

    Que bueno no ser el unico que este podrido del consumismo al pedo porque hay que estar a la moda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Buenas, interesante nota, es dificil escaparle a la rutina, evitarla lo mas que se pueda tal vez sea lo que se puede hacer. No se tampoco se puede ser un nómada pero manejarse por la misma ciudad, y calles, lugares, el resto de la vida debe ser mucho peor. Ni por asomo quisiera eso como tampoco dos semanas de vacaciones al año y posibilidad de "escapadas" los findes largos (la palabra habla por si sola). Igual es todo un tema :p.

    Slds, desde Rosario.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por comentar y pensar un poco como yo. No es imposible. Tampoco es facil. Pero creo que llegado el momento, me voy a arriesgar.

    ResponderEliminar