27 de diciembre de 2013

Merry Navidad Motherfuckers.

Bueno hoy vengo simplemente a desearles unas felices fiestas a todos, se me pasó la navidad pero porque yo soy así. Siempre un colgado. Vale aclarar que ayer a la noche trabaje, pero cortamos a las 8 por Navidad. Hoy (Quizás ayer si me cuelgo y posteo mañana) va a ser un infierno. Como ya había comentado en viejas épocas, los yankees son de festejar la llegada del niño con barba a las 6 AM, para abrir los regalitos que nos trajo nuestro amigo Papa Noel. El gordo labura una vez al año, pero esa noche hace horas extras a full. Bueno, nosotros nos encontramos un poco en la misma situación, pero conviene laburar esta semana, porque después baja mucho el laburo, y no vamos a cobrar un mengue, lo cual no me importaría si hubiese nieve (Que no hay, pero hay que esperar). Esta semana vamos a laburar como Papa Noel, pero es solo esta, porque justo coincide que Navidad y Año Nuevo cae en las vacaciones de invierno de los bepis, y aca la época navideña es un tiempo donde la gente paga un permiso de 5 o 10 dólares y se va a cortar un pino, hacen guerras o muñecos de nieve (Si hay nieve claro), sacan los trineos, y llenan de luces las casas. En Argentina crecimos haciendo algo diferente, como el resto del hemisferio sur. En Brasil, Sudáfrica, Australia serán de ir a las playas. Yo en Buenos Aires siempre siempre voy a la casa de mi abuelo, y después lo divertido es que está todo el mundo en la calle, aunque es peligroso tambien. Están los salchichas de siempre que compran las bombas que solo hacen quilombo y la gente que termina en el hospital. Es verano, es todo totalmente diferente y como bien latinos que somos, nos gusta el baile y la joda. Los nenes no se van a dormir a las 10 de la noche, si no que se quedan de gira hasta las 3 am, y para las 6 de la matina ya los regalos están rotos. Vivimos la noche, y comemos un almuerzo familiar mas rabioso, con la panza llena de vino y las partes caldeadas por el terrible calor que hace.
Pero volvamos a Tahoe. Acá no hace tanto frío, a la tarde al sol esta para remerita, lo cual no es bueno. No pronostican nieve hasta el 7 de enero, pero esperemos que se equivoquen.
Volviendo un poco a la Navidad, cerramos la tienda casi 20.23 hs. Dejamos la basura atras del Main Store, y Travis me dió un aventón a casa. Abro la puerta y los veo. Eran mis roomates, vestidos todos como en la guerra civil, excepto Hernan que no sabemos porque se había vestido de empanada de carne. Ya habían cortado la carne, el pollo, las cebollas y lo que carajo le hayamos agregado después. La misión era comer unas fajitas, unos nachos y unas salsas. Yo sé que un 3% de ustedes se está muriendo de ganas de saber con quien vivo.
Estoy viviendo en Wildwood y Pioneer, por lo que casi que estamos en la parada del bondi que nos sale gratis, asi que es muy facil movernos. Somos 7 en la casa, como el año pasado, yo duermo con Hernan, que lo arrastre a esta locura linda dejando a su novia detrás, saludandola con una sonrisa mientras encaraba para el free shop. También vivo con Belen con la que viví el año pasado. Flor, Sara y Brit que vivieron conmigo tambien el año anterior ahora están en otras casas. Por su parte, Belen trajo dos de sus amigas a vivir la experiencia de Tahoelandia, una es Paloma, que casualmente tuvo problemas para levantar vuelo y fue la última en unirse a la casa. Junto con Belen tambien llegó Mauge, la psicóloga del grupo, con tarjetita y todo. Su titulo de psicología quedó avalado cuando construyó un hermoso árbol de Navidad para la casa que no está muy navideña que digamos.




Para completar el grupo tenemos a dos Lucas. Uno proveniente de Rafaela, nuestro ingeniero en informática que a cambio de birra me va a ayudar un poco con el blog; y después tenemos a nuestro abogado, el otro Lucas. Las primeras semanas fue un periplo porque cada vez que decíamos Lucas se daban vuelta los dos, pero como ya dije que la  vida era un pañuelo lleno de mocos, descubrimos que el primo de Belen se llama Lucas, y se parece mucho a nuestro Lucas, y como si eso fuera poco, ambos Lucas fueron al jardin juntos, así que de ahora en más para mí el abogado pasó a llamarse "Primo".
Así está conformado el grupo, del cual no hay foto todavía. Ni para Navidad nos sacamos una. Lo que sí, llegué del trabajo y encontré al grupo muy unido cocinando unas buenas fajitas para cenar en familia.






Hubo fajitas de carne y de pollo. Salsas para los nachos, se fue otra botella de Fernet y quedan 2 o 3 (Sí, esto salvando una para mi cumpleaños), y se sumaron algunos yankees a la post comida, tuvimos la buenavenida de Brit, Jimmy, y también Flor. Estuvo bueno. Terminamos en los casinos que estaban un poco muertos, jugando al sigma donde no me fue muy bien.

Bueno, ya me voy despidiendo, el laburo estuvo hasta las bolas ultimamente, pero como no puedo ir a andar por una semana mas, es la unica actividad seria que hago. Espero que hayan tenido unas buenas fiestas, y que reciban bien el año, pero recuerden que la vida no cambia porque cambie el año, ustedes son los unicos motherfuckers que pueden ver las cosas de forma buena o de forma mala. Todos tienen sus periplos, la vida de ninguno es fácil, pero a la hora de brindar, mientras disfrutan los chocolates, turrones y ese vitel tone que trae la tía y nunca falta, no deseen que el año que viene sea mejor; deseen que seamos mejores personas, piensen en todas esas personas que viven en la calle, no tienen donde dormir, donde comer, los enfermos, los animales que sufren, y en aquellos en peligro de extinción por culpa nuestra. No se compren joyas o ropas para sentirse o verse mejor (Ademas se contaminan millones de litros con la mineria), busquen la manera de ayudar al otro con lo minimo que sea. Eso hace que el año sea un buen año.

Me despido. Hasta el año que viene probablemente.

PD: SALUD CAMPEÓN! Yo, brindo por San Lorenzo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario